Sport-Medical

Artículos

Salud y Calidad de Vida

¡DECIDÁMOSNOS POR SALUD Y CALIDAD DE VIDA = EJERCICIOS!


Las Ciencias Médicas han avanzado a pasos agigantados en las últimas décadas, acompañando a otras tantas áreas del quehacer humano, y es dentro de este contexto de grandes descubrimientos, que aflora el apasionante mundo de la Medicina del Deporte y sus enormes implicancias en la Calidad de Vida de las personas.


Es un dato consagrado, que las enfermedades del aparato cardiovascular constituyen una de las principales causas de mortalidad y morbilidad en todo el planeta, sin distinción de países, razas, o sexos.


En donde, entendemos por morbilidad al padecimiento de la enfermedad sin o con grados variables de secuelas como ser hemiplejías, afasias, secuelas de infartos al corazón, etc.


En los últimos tiempos, sin duda los países desarrollados presentan una mejoría de éstos índices, como consecuencia justamente de la implementación de medidas tendientes a corregir los factores de riesgo de vida cardiovascular.


Como así también, en los países de bajos y medianos ingresos, dentro de los cuales se encuentra nuestro país, se ha observado un empeoramiento sustancial de dichos indicadores.


En casi todos los países del mundo y siendo coincidentes en todos ellos, se han realizado estudios que han logrado identificar indubitablemente a cada unos de los factores de riesgo de vida cardiovascular ya consagrados, y en donde dichos factores definitivamente se potencian marcadamente, cuando se asocian entre ellos.


Los primeros lugares como Factores De Riesgo De Vida Cardio-Vascular lo ocupan el aumento del Colesterol y El Tabaquismo, y luego lo siguen La Diabetes y El Stress, La Hipertensión Arterial, La Obesidad y El Sedentarismo.


Pero, ¿cuál es la mayor importancia de la identificación de todos estos factores, y que además son los mismos para toda la población mundial?


Sin duda lo más importante de conocerlos, es que Todos Son Corregibles mediante la implementación de diferentes medidas preventivas o curativas.


Y es ahí, donde la Medicina del Deporte adquiere un valor sustancial, al poner al alcance de todos nosotros, el conocimiento de los efectos casi milagrosos que se logran en la modificación de todos estos factores de riesgo cardiovascular, cuando se implementan las medidas dietéticas y físicas ya consagradas en los estudios científicos.


Por tanto la modificación de determinados hábitos alimentarios y la realización de ejercicio físicos aeróbicos, Previenen La Enfermedad Cardiovascular mediante la modificación de determinadas variables metabólicas que corrigen múltiples factores.


El realizar ejercicios de carácter aeróbico, es decir con una duración, intensidad y frecuencia determinadas, nos asegura y produce cambios físicos y fisiológicos en nuestro cuerpo, como ser:



  • Aumenta el “colesterol bueno” y disminuye el “colesterol malo”, como así también se disminuye el colesterol total.

  • En el enfermo diabético (que muchas veces es diabético por ser obeso), se produce un cambio metabólico celular, que hace que sus células trabajen mejor, y que por consiguiente el paciente ve reducida sus necesidades de medicamentos o las anula.

  • Nos ayuda a controlar el peso o a disminuir el sobrepeso, cuando lo asociamos a una dieta.

  • Disminuye la presión arterial del paciente hipertenso, al producir un aumento de la cantidad, el diámetro y la circulación de los vasos sanguíneos en todos sus músculos, con la consecuencia de que el corazón debe enfrentar menor resistencia para hacer circular la sangre. Todo ello conduce a que se reducen las necesidades de medicamentos o en algunos casos se anulan.

  • Produce la liberación de neurotransmisores o sustancias estimulantes del humor, como las ya conocidas Endorfinas, que combaten el stress que nos afecta tanto a todos, y que se ha manifestado como un importante factor de riesgo de vida cardiovascular poco conocido en su magnitud hasta hace algunos años.

  • Obliga al sistema músculo-esquelético a estar fuerte para responder a las exigencias que el ejercicio físico demanda, mejorando la condición de músculos, tendones, articulaciones y huesos.

  • En el hueso se depositan sales de Calcio que lo hacen más duro y resistente, como consecuencia de la exigencia que la actividad física impone, evitando y disminuyendo la osteoporosis y todas sus consecuencias, como lo son las fracturas de cadera, muñeca y columna pero sobretodo tan frecuentes en la mujer peri o post-menopáusica y que en gran parte de los casos generan una seria invalidez o, como hemos visto en tantas oportunidades, la muerte.


Luego de todo lo expuesto y desarrollado, como Especialistas en Medicina del Deporte que somos, llegamos a la conclusión que nos gusta tanto y que hoy ya constituye un axioma, como es:


El Primer Factor de Riesgo Cardio-Vascular es el Sedentarismo.


Por tanto, corrigiendo dicho factor incidimos en todos los otros factores, evitando la aparición de las enfermedades relacionadas con el deterioro y el envejecimiento, o en el individuo ya enfermo lograr anular o disminuir las causas que provocaron su enfermedad.


“Actividad Física = Bienestar, Rendimiento y Calidad de Vida”